miércoles, 27 de agosto de 2008

BLUE EYES, GIVE ME FREEDOM


Buscando la inspiración entre mis papeles olvidados del armario apareció aquella foto medio arrugada y con las puntas dobladas. Esa imagen de un "alguien" que una vez formó parte de mi vida, pero que sin darme cuenta desapareció un verano maldito. 16 años de amistad que aún perduran en la memoria de este niño convertido ya en hombre. Compartiendo cama, comida y secretos. Caminos de complicidad que llegaban a los más oscuros recovecos. Unos se quedan...otros se van, así es la vida. Esta vez me tocó quedarme a mí.
Imagen inmortalizada que viene acompañada de miles de recuerdos y que atraen las lágrimas de mis ojos sin siquiera poder evitarlo. Dolor, melancolía e impotencia. Alguien dijo alguna vez que no se podía sentir nostalgia de nada, porque nunca había pasado nada tan bueno como para echarlo de menos. Yo tengo la suerte o desgracia de sentir nostalgia, porque me han pasado cosas tan buenas, que incluso después de años de vivencias, sigo echándolas de menos. Una de las más importantes eres tú.
No es fácil describir con palabras algo tan profundo, y menos si la audiencia no está dispuesta a comprenderlo. Hay que tener los cinco sentidos en ello y el sexto de camino. Es imposible, sólo se entendería viviéndolo y ya es demasiado tarde para ello.
Quizás volvamos a cruzarnos, pero esta vez te vea con otra cara y otro cuerpo diferente, con otro nombre y otro olor, pero estoy seguro que sabré que eres tú. Quizás nunca vuelvas a aparecer, pero quizás tenga una oportunidad de poder volver a vivir en el pasado.
Lo único seguro hoy es que sigues en mi mente. Te escondes, sales, me gritas, callas, me haces reír, llorar...todo es posible. Tan sólo espero poder seguir visualizando esos pedazos en forma de recuerdos que me dan un poco de aliento para poder seguir adelante cada día. Para poder continuar sonriendo, despertando y haciendo reír...y todo ello por ti.

EL COMIENZO NUNCA RESIDE SOBRE NINGÚN PRINCIPIO...

Parecía que nunca nacería, pero aquí está...con una estética forzada y protocolaria. Con un toque propio de esos que te recuerdan a quién pertenece y con muchas expectativas de futuro (para liberar tensiones más que nada). Sin más, pongamos puntos y suspensivos a esto que nace hoy y que nadie sabe hasta dónde llegará....bienvenidos a mi verdad



"LA LOCURA QUIZÁ NO SEA OTRA COSA QUE LA SABIDURÍA MISMA QUE, CANSADA DE SOPORTAR LAS INJUSTICIAS DEL MUNDO, HA TOMADO LA INTELIGENTE RESOLUCIÓN DE VOLVERSE LOCA"

TODO OBJETO VARÍA SEGÚN LA VISIÓN DEL QUE LO CONTEMPLE

TODO OBJETO VARÍA SEGÚN LA VISIÓN DEL QUE LO CONTEMPLE